Software RR.HH
Back

Más información sobre la plataforma HR Service Delivery en la nube.

Solicita tu demo
Biblioteca
Back

PeopleDoc for SuccessFactors: La Aplicación Que Transforma La Experiencia Del Empleado

Descargar Nuestro eBook

Más información sobre la plataforma HR Service Delivery en la nube.

Solicita tu demo
¿Es el teletrabajo la punta del iceberg?
Steffi Thomasse

By: Steffi Thomasse on January 8th, 2021

Print/Save as PDF

¿Es el teletrabajo la punta del iceberg?

Actualidad de RRHH

Est. Read Time: 3 min.

En 2019, los teletrabajadores representaban el 29 % de la plantilla de las empresas con más de diez empleados, lo que equivale a 5,2 millones de personas (fuente: Malakoff Médéric-Humanis). 

A raíz de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, el trabajo a distancia se ha convertido en la nueva realidad de más de 5 millones de personas, según una encuesta de Odoxa-Adviso Partners. Sin embargo, no se trata de un teletrabajo ordinario, pues en la mayoría de los casos se ha aplicado como medida de urgencia para favorecer la continuidad de la actividad laboral

Esta experiencia a gran escala nos lleva a hacernos algunas preguntas sobre el trabajo a distancia. ¿Va a convertirse en la norma? En tal caso, ¿cómo garantizamos que sea efectivo? Y, ante todo, ¿qué nos enseña el teletrabajo de las técnicas de gestión y liderazgo?

Jean de Maupeou, mediador y asociado en FlexJob, y Rémi Malenfant, Transformation Services Manager en PeopleDoc, respondieron a estas cuestiones en un webinar.

¿Es el teletrabajo la punta del iceberg?

¿Cómo implantar un modelo de teletrabajo eficiente?

El periodo de confinamiento ha incrementado la necesidad de estar en contacto con los compañeros. Los conceptos de vínculo social, colaboración, rendición de cuentas e intercambio de información son fundamentales y requieren un mayor esfuerzo y adaptación por parte tanto de los empleados como de la empresa. Hablar de trabajo a distancia conlleva hacerlo también de organización del trabajo.

Antes del COVID-19, en Francia muchos directivos se mostraban reticentes ante este modelo y se preguntaban cómo fomentar conjuntamente el compromiso.

Es importante tener en cuenta a los diferentes equipos a la hora de crear normas y definir las buenas prácticas del teletrabajo. Jean de Maupeou recomienda crear un marco general en la empresa y, a la vez, definir las prácticas conjuntamente con los diferentes equipos, para así darles libertad a la hora de organizarse el trabajo. No todos los departamentos se enfrentan a los mismos retos ni necesidades, por lo que cada uno debe definir su propio marco y prácticas, con el fin de trabajar y coordinarse de manera óptima. 

Implantar un modelo de teletrabajo supone una muestra de confianza por parte de la empresa y del equipo de dirección hacia el empleado, pero también de este hacia ellos. Es importante, por tanto, reflexionar sobre esta relación. El empleado se encuentra aislado varios días a la semana y es posible que le falte información importante para hacer bien su trabajo, algo que no habría ocurrido si hubiera estado en las instalaciones físicas de la empresa. Por tanto, la reflexión sobre esta relación de confianza debe hacerse de manera bidireccional.

¿Cómo lanzarse al teletrabajo si nunca hemos trabajado a distancia?

No todos vemos el teletrabajo con los mismos ojos: en función del puesto y la personalidad de cada uno, a algunos les costará más que a otros adaptarse a esta modalidad, aunque todos tenemos capacidad de mejora. ¿Cómo gestionar la diversidad de un equipo con distintas reacciones al teletrabajo?

Jean de Maupeou recomienda utilizar la herramienta llamada “autoevaluación”, que consiste en proporcionar una ficha de autoevaluación al futuro teletrabajador, o bien que la elabore cuando ya esté teletrabajando a modo de punto de seguimiento. Prestaremos especial atención al nivel de autonomía, al manejo de las herramientas informáticas y a la relación con los demás compañeros y departamentos. El objetivo será dialogar y poner en común ideas sobre cómo organizar el modelo de teletrabajo. Es un buen sistema para evaluar el trabajo remoto, aunque también sirve para valorar el funcionamiento del equipo y la motivación y expectativas de cada empleado.

Atención a la carga de trabajo

También es importante prestar atención al reparto de la carga de trabajo, sobre todo cuando únicamente una parte del equipo trabaja a distancia. Y es que tendemos a olvidarnos de quienes teletrabajan y a centrarnos en quienes tenemos justo al lado en la oficina. Hay que ajustar la carga para que el reparto sea equitativo. Este es un tema que destacan a menudo los clientes de Jean de Maupeou.

La comunicación es clave

Cuando teletrabajamos, perdemos el trato directo con los compañeros y eso complica la comunicación. La distancia y la falta de vínculo social pueden provocar malentendidos y una interpretación inadecuada de los mensajes, por lo que es importante compartir nuestras emociones y sensaciones con el fin de evitar posibles tensiones. Los directivos han de permitir que los empleados expresen libremente sus emociones y sensaciones en este momento tan particular en que nos encontramos. 

Los problemas de comunicación también se producen en condiciones de trabajo normales, pero se diluyen en el día a día. En este sentido, el teletrabajo es como la punta del iceberg: pone de relieve aspectos sobre nuestra manera de trabajar a los que debemos prestar atención. Saca a la luz dificultades que ya existían antes, pero que ahora se acentúan con la distancia. Es importante mantener una buena comunicación, por lo que aprovechemos esta situación para evaluarnos.

El papel de Recursos Humanos

¿La implantación del teletrabajo es un asunto que concierne únicamente a dirección, o también a Recursos Humanos?

Hemos preguntado al público cuál es, en su opinión, el principal valor añadido de Recursos Humanos durante el actual periodo de crisis:

  • Asistir a los encargados: 41 %
  • Respetar la legislación laboral y la seguridad de los empleados: 31 %
  • Formar a los encargados en nuevos modelos de trabajo: 21 %

Es un tema variopinto con una dimensión jurídica en lo relativo a la prevención de riesgos laborales y el derecho a la desconexión. La función de Recursos Humanos es asistir y asesorar; tiene como objetivo mejorar las prácticas del trabajo remoto por medio de la asistencia y el asesoramiento interno. El teletrabajo también supone una oportunidad de cambiar el sistema de gestión y liderazgo, y el departamento de RRHH puede ser el director de orquesta. El confinamiento ha llevado a las empresas a reflexionar sobre la salud mental de los trabajadores: ¿cómo garantizamos el bienestar de todos (tanto en el ámbito personal como profesional)? Es importarte adoptar una forma de teletrabajo que se amolde a nosotros y a nuestras necesidades.

A la hora de implantar el trabajo remoto, es fundamental centrarse en las labores individuales de cada uno y preguntarnos: ¿esta tarea puede realizarse a distancia o no? Si adoptamos esta perspectiva, nos daremos cuenta de que todo el mundo puede teletrabajar (todos tenemos que hacer tareas administrativas, resúmenes o redactar documentos). En vez de fijarnos en la complejidad del puesto en su conjunto, centrémonos en que hay ciertas tareas que pueden realizarse sin problema a distancia.

Esta modalidad de trabajo nos invita a pensar más en términos de “equidad” que de “igualdad”. Si nos fijamos en las cifras antes de la crisis sanitaria, el teletrabajo se reservaba prácticamente solo para el personal de oficina (Estudio Malakoff, 2019). Pero el hecho de que hayamos tenido que adoptarlo a marchas forzadas nos demuestra que este sistema aporta más flexibilidad a los empleados.

Cuando pase la crisis, ¿las emociones ganarán terreno en la empresa? ¿Tendremos más flexibilidad? ¿El trabajo asincrónico nos permitirá organizarnos de otro modo y tener más autonomía? ¿Se dará más importancia a rendir cuentas? ¿Esta crisis hará evolucionar la organización del trabajo y las expectativas de los empleados?

 

Iniciar un proyecto de transformación digital de Recursos Humanos siempre genera dudas y temores. Con el fin de guiaros y que os sintáis más seguros, hemos creado una lista de verificación con lo imprescindible, así como una hoja de ruta, que os ayudarán a organizaros durante todo el proyecto.

¡Quiero descargar  el material! 

 
 
 

About Steffi Thomasse

Content Marketing Program Manager